Business Week 
Image
Business Week Image

Why Linux is Better


Linux protege tu ordenador

Virus, troyanos, adware, programas espías... Windows deja que todos estos entren a tu ordenador muy fácilmente. El tiempo promedio para que un PC con Windows (conectada a Internet y con un "Service Pack 2" instalado) se infecte es de 40 minutos.

Entonces puedes 1) instalar un firewall, 2) instalar un antivirus, 3) instalar un anti-adware, 4) deshacerte del Internet Explorer y Outlook (con Firefox y Thunderbird para reemplazarlos), y 5) rezar para que los delincuentes informáticos no sean lo suficientemente listos para superar estas protecciones y que, si se descubre un fallo de seguridad, Microsoft tome menos de un mes para hacer que esté disponible una actualización (y esto no pasa muy a menudo). O puedes instalar Linux y dormir profundamente de ahora en adelante.

Como ya dijimos en la sección de los "virus", un software de código abierto (ej. Linux) significa más ojos para revisar el código. Cada programador en el Planeta Tierra puede bajar el código, echarle un vistazo y ver si hay fallos de seguridad. Por otro lado, las únicas personas autorizadas para ver el código fuente de Windows (su "receta") son las personas que trabajan para Windows. Esto significa cientos de miles de personas (quizás millones) contra unos pocos miles. Y esto hace una gran diferencia.

Pero de hecho esto no es exactamente un asunto de cuántos fallos tiene un sistema, comparado con los otros. Si hay muchos fallos pero nadie los ha descubierto aún (incluyendo los delincuentes informáticos), o hay unos pocos (que no comprometan una parte importante del sistema), los delincuentes informáticos no serán capaces de hacer gran daño. Es realmente un asunto de que tan rápido un fallo de seguridad puede ser resuelto, una vez que haya sido descubierto. Si un fallo de seguridad es descubierto en un programa de código abierto, cualquiera en la comunidad de código abierto puede darle una mirada y resolverlo. La solución (y la actualización) usualmente aparecen en pocos días, algunas veces unas pocas horas. Microsoft no tiene tal mano de obra y usualmente libera los parches de seguridad dentro del mes siguiente al que el fallo haya sido descubierto (y algunas veces hasta publicada): eso es más que suficiente para que los delincuentes informáticos hagan lo que quieran con tu ordenador.